Foto
29/08/2018

10 snacks sanos con alto valor proteico

Si te gusta cuidarte, presta atención a los alimentos que consumes entre horas antes del entreno o la competición. Te proponemos 10 snacks poco procesados, con un elevado valor proteínico para surtirte de energía.

Seamos o no deportistas, comer entre horas no tiene por qué ser un problema ni para nuestra salud ni para nuestro peso. Tampoco tiene por qué ser aburrido o insustancial. El secreto reside en prestar especial atención a los alimentos que elegimos para llenar nuestro estómago durante esos periodos de tiempo, especialmente entre entrenamientos, antes de ir al gimnasio o cuanto esperamos para comenzar una competición.

1. Mezcla de frutos secos
Una pequeña bolsa con una mezcla de almendras, pistachos, nueces, semillas de girasol y pasas puede ser una opción sencilla de preparar, sabrosa y que, además, nos aporta un alto porcentaje de proteínas (entre 6-7 gr.) nada más salir de entrenar, por lo que nos saciaremos de manera saludable hasta la hora de la comida o de la cena.

2. Apio o manzana con mantequilla de nuez y pasas
Tanto el apio como la manzana son vehículos estupendos para transportar un poco de mantequilla de nuez. Prepararla en casa es muy fácil, basta con triturar un puñado de nueces junto a una cucharada de aceite de oliva virgen, ponerla sobre el apio o la manzana y decorar con pasas de corinto.

3. Yogur griego con salvado de avena, almendras laminadas y frutas del bosque
Esta opción, muy rápida y fácil de preparar, hará felices a nuestras papilas gustativas y gracias a su calcio y probióticos ayudan a rebajar la inflamación tras una sesión de entreno. El yogur griego proporciona un mayor porcentaje de proteínas (13-16 gr.) que el yogur tradicional, por lo que es una opción estupenda, si nos gustan los lácteos, para colmar nuestro apetito.

4. Leche con cacao puro
Ésta es una oportunidad estupenda para volver a nuestra infancia a la vez que nos cuidamos. La leche con cacao es una gran fuente de proteínas de alta calidad (9 gr., útiles especialmente después de hacer deporte o actividad física). Eso sí, antes de meterla en la mochila del gym, mejor si el cacao es puro sin azúcares añadidos.

5. Humus con palitos de zanahoria
Los patés vegetales son un refrigerio perfecto para transportar: elegimos un recipiente, incorporamos unas cucharadas de humus o paté de garbanzos al fondo y colocamos de manera vertical un puñado de palitos de zanahoria o de apio. Cerramos y ¡casi 7 gr. de proteínas listos para tomar!

6. Palitos de queso y almendras crudas
¿Quién no disfruta de un buen queso? Podemos hacer unos palitos de queso de calidad junto con algunos panecillos integrales y unas almendras crudas. De esta manera obtenemos casi 10 gramos de proteínas, grasas saludables y fibra. Un trío de ases perfectos antes de tu partido.

7. Atún de lata y crackers
Junto con las proteínas, el atún enlatado nos aporta vitamina D y ácidos grasos omega 3, por lo que es una opción fantástica para un tentempié a media mañana o por la tarde. Si añadimos este atún a unas galletas de trigo integral tipo cracker, el resultado será un snack simple y rico con 12 gramos de proteínas.

8. Palomitas de maíz caseras
Las palomitas de maíz (sin mantequilla) pueden ser un piscolabis muy saludable si las hacemos en casa gracias a que se trata de un alimento rico en fibra y muy saciante. Para prepararlas basta con poner los granos enteros de maíz en una sartén a fuego fuerte junto a un chorrito de aceite de oliva. Si queremos conseguir un buen porcentaje de proteínas (casi 9 gramos) podemos espolvorear sobre ellas levadura nutricional.

9. Garbanzos tostados
Otra forma sabrosa de disfrutar de esta legumbre, a parte del ya mencionado humus, es tostándolos junto a algunas especias como pimentón, comino o curry. Basta con poner los garbanzos a remojo la noche anterior, mezclarlos con las especias deseadas y hornear durante unos 45 minutos en el horno y tienes 9 gramos de proteínas listos para llevar.

10. Barritas de avena caseras con nueces y almendras
Las barritas industriales no son siempre la mejor opción debido a su alto contenido en azúcar o edulcorantes. Podemos probar a hacerlas en casa. ¿Cómo? Mezclamos salvado de avena, nueces y almendras picadas, añadimos un poco de alguna bebida vegetal (sin que llegue a empapar), extendemos en un recipiente cuadrado y lo metemos en el horno o microondas hasta que quede una masa consistente.

¿Cuáles son los tentempiés más adecuados para ello? Pues aquellos refrigerios poco o nada procesados y, a ser posible, que contengan una buena cantidad de proteínas junto con otros nutrientes para saciarnos y aportarnos energía de manera rápida y saludable. Olvídate de los huevos duros, aquí os proponemos 10 snacks sanos, transportables y deliciosos con los que evitaremos otros productos insanos o menos recomendables que pueden amenazar nuestra línea y nuestra salud.

Fuente: https://www.webconsultas.com/ejercicio-y-deporte/nutricion-deportiva/10-snacks-sanos-con-alto-valor-proteico